La Industria del Cemento y el cambio Climático: ¿culpable o salvador?

24/04/2018 Índice de noticias Comentarios (0)

Si bien la industria del cemento puede ser considerada un contribuyente al cambio climático, está también puede ser un aliado importante en el proceso de adaptación. Se requiere de mayor resiliencia en infraestructura y en los activos físicos en todo el mundo para resistir el incremento de la frecuencia e intensidad de los eventos climáticos.

Según informa la Sociedad Americana de Ingenieros Civiles (ASCE), los cambios climáticos mundiales son una realidad y se proyecta que habrá aumentos substanciales en la temperatura con incrementos en las concentraciones de vapor de aire en la atmósfera. Los cambios climáticos afectarán directamente en las estructuras físicas, como edificios y carreteras, pues debido al diseño y la ubicación geográfica de estas estructuras se pueden ver afectadas por los fenómenos climáticos extremos.

Foto: EFE

El cambio climático generará impactos sobre la demanda y los costos por infraestructura, ya que si no se encuentran diseñadas y construidas para resistir el cambio climático será necesario reconstruirlas, aumentando el costo en el desarrollo de nuevos programas de infraestructura con cambios en los patrones de construcción y costos operacionales.

El cambio climático también repercutirá en el transporte, abastecimiento de agua, generación de energía hidroeléctrica, etc.

Además de los continuos esfuerzos por reducir sus emisiones de CO2, la industria del cemento tiene un papel importante que desempeñar, no solo en el mayor uso de cemento y acero, sino en fortalecer y generar nuevos enfoques, normas y prácticas en la ingeniería que sean apropiados para proteger las infraestructuras, edificios, áreas costeras y otros activos físicos vulnerables a los impactos del cambio climático.

Artículo publicado en: Revista Cemento y Concreto de Iberoamérica y El Caribe, pág. 17-23; N° 4 – 2017.

Para ver el articulo completo, sigue la siguiente ruta

Cemento & Concreto

Comparte
Comentarios
© 1982 - 2017 ASOCEM. Reservados todos los derechos.