Suelo-Cemento para la Reconstrucción

13/02/2018 Índice de noticias Comentarios (0)

El uso de cemento para mejorar las propiedades de las capas de soporte de pavimentos en el mundo tiene una amplia aceptación en las diferentes categorías de la red vial. En Europa se destacan las experiencias de Alemania y España, en otros continentes también se ha dado una amplia aplicación de la tecnología con experiencias destacables en Sudáfrica y Australia. En América se utiliza en países como El Salvador, Brasil, Guatemala, Colombia, etc.

Una solución eficiente y de bajo costo

Anteriormente, se han intervenido algunas vías rurales a través del mantenimiento correctivos tradicional, como aplicar base granular y aplanar el terreno con maquinaria, pero los desempeños de estas modalidades son de limitada durabilidad, pues una vez que llega la temporada de lluvias se produce un deterioro acelerado que afecta el tránsito y el confort de los usuarios. Esto lleva a que alternativas de menores costos directos terminan convirtiéndose en un paliativo de corta duración y de mayor costo final. Fue entonces cuando se presentó la opción del sistema de Suelo-Cemento.

La técnica de Suelo-Cemento consiste en adicionar un determinado porcentaje de cemento al suelo, con el fin de mejorar sus propiedades físicas y mecánicas. Posterior al mezclado, se somete a un proceso de compactación. El resultado es una capa de material densa, en la cual el cemento favorecerá el desarrollo de resistencia de la capa, haciéndola más estable ante los procesos de meteorización por las condiciones climáticas a las que estará expuesto el pavimento.

Ventajas del Suelo-Cemento

Entre los beneficios de utilizar suelo cemento, se puede enumerar lo siguiente:

  1. Aumentar la resistencia al agua en comparación al material existente en la vía.
  2. Mejora la capacidad de soporte y estabilidad de la vía.
  3. Presenta un buen desempeño estructural por periodos prolongados
  4. Permite mayor cobertura para intervenir otras veredas al tener menos costos en la obra.
  5. Por 1 km de vía pavimentada, se puede realizar hasta 5 km en suelo cemento.
  6. Es un proceso ágil. En un día se puede culminar hasta 250m de vía y ponerlo a disposición de la comunidad.

 Proceso Constructivo

  1. Se prepara el terreno, haciendo una limpieza del granular existente y retirando, si se requiere, lo materiales inadecuados como la maleza y piedras grandes.
  2. Después del estudio de suelo y de acuerdo con el diseño presentado por el tramo, se distribuye y aplica el cemento en la vía, para ser distribuido manualmente.
  3. Luego se mezcla el suelo con el cemento utilizando un tractor con rotovita hasta obtener un material homogéneo y con el espesor requerido según el diseño.
  4. Una vez se obtiene la mezcla, se utiliza una motoniveladora y el vibro compactador para llegar al nivel definido en el diseño.
  5. El último paso es el curado, después de garantizar que la humedad sea la óptima en la zona a intervenir, se aplica una capa de emulsión asfáltica, arena o cualquier material que sirva para afirmar el terreno.

Dentro del proceso de Reconstrucción con Cambios, una alternativa que puede ser aplicada en las distintas regiones del Perú, sobre todo en las regiones más vulnerables, es este sistema del suelo cemento. Dado a sus múltiples ventajas, tales como mayor durabilidad, menor costo y de rápido desarrollo, puede aplicarse en las diversas vías (sobre todo en las redes terciarias) que han quedado afectadas por Niño Costero. De esta manera, se puede acelerar la recuperación de la infraestructura vial y así, mejorar la calidad de vida de las comunidades.

Elaboración: ASOCEM. Fuente: NOTICRETO, ASOCEM

Comparte
Comentarios
© 1982 - 2017 ASOCEM. Reservados todos los derechos.